Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de cookies. y obtener más información haciendo clic aquí.
 
Recuperar contraseña    
Usuarios Online:  49
English French German Italian Portuguese Spanish
 
 
Inicio | Blogs | Pensando en binario

Pensando en binario

14
ENE.
2014
 
 
 

Aciertos y desaciertos V

Publicado por Javier Rodríguez | martes, 14 de enero de 2014 a las 11:16 h.
1356  
 

DESACIERTO: VERIZON WIRELESS

En esta ocasión único desacierto ocupa mi espacio de opinión. Ya habréis oído hablar de la tecnología  iBeacon de Apple de la que muchos expertos piensan que será una revolución en la orientación del marketing y en la forma en la que los usuarios acabaremos realizando compras, visitando museos o entrando en un restaurante. Realmente el sistema es sencillo y se basa en un seguimiento contínuo a través del móvil, de manera que se pueden conocer nuestros hábitos, nuestros recorridos frecuentes o nuestra situación puntual para poder recibir determinada oferta o “invitación”.

La diferencia radica en que no son las compañías operadoras de telefonía móvil las que habilitan y sirven nuestra localización, itinerarios, recorridos o hábitos. En esta ocasión son los propios empresarios de una zona comercial o una ciudad completa los que con diferentes sensores hacen un seguimiento de diversos usuarios y clientes para lograr detectar hábitos o lugares que frecuentan. Estos sensores puede seguir las señales de los smartphones con la conexión WiFi habilitada. La idea, dicen esos empresarios, es la de ofrecer una experiencia de compra adaptada a cada usuario. Buena excusa, pero que lógicamente incita al debate —de nuevo— sobre la privacidad.

Esa fiebre por los datos de localización de los usuarios se ha extendido peligrosamente eincluso operadoras como Verizon Wireless, ha comenzó a registrar esos datos para ayudar a los responsables de las tiendas qué barrios eran los más adecuados por ejemplo para poner restaurantes, ya que en horas de comidas y cenas había mucho tráfico datos de localización de smartphones que se centraba en esas zonas geográficas. Es cierto que en este ejemplo concreto, este tipo de análisis o estudio no aportan información concreta de un usuario pero… la información está ahí. Se supone que esos datos son anónimos y los informes no incluyen nombres de personas, ni número de teléfono, ni nada más que simples conteos de tránsito  pero el sistema si recolecta nombres, edades, sexos y perfiles de redes sociales si los usuarios se conectan a las mismas a través de las redes WiFi gratuitas proporcionadas por las empresas de la zona comercial, barrio o ciudad.

¿Alguien nos ha preguntado si queremos compartir esa información o nos ha advertido de tal circunstancia?. Por supuesto no. Hay mucho que legislar al respecto pero las diferentes cuestiones legales de cada país hace que esto sea una cuestión complicada y que tardará en estadarizarse si es que se logra.

Por ejemplo, en los Estados Unidos las empresas no tienen que obtener el consentimiento de los usuarios para recolectar esa información, aunque algunos políticos tratan de hacer una reforma que obligue a contar con el beneplácito de los usuarios para poder recabar dichos datos.

la propietaria de una boutique asociada a uno de estos sitemas de captación de datos y geolocalización de usuarios ha declarado:: “probablemente sería mejor no usar este sistema de seguimiento si tuviéramos que permitirle a la gente descubrirlo y ser conocedores que están siendo objeto de publicidad orientada ya que les tenemos controlado“.

En ocasiones anteriores en este blog ya he hecho mención a los “peligros” que supone salir de casa con el WiFi activado. Bueno… realmente no corremos un peligro físico pero eso de que la gente considere que puede utilizar información relevante a mi persona sin mi expreso acuerdo al respecto me pone de los nervios. Complicado este mundo para preservar según que datos y complicado evitar que empresarios sin muchos escrúpulos al respecto hagan uso de esta información.

Hasta la próxima.

 
 
¿Te ha gustado el artículo? ¡Suscríbete YA!
Únicamente recibirás un breve resumen mensual de los últimos post