Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de cookies. y obtener más información haciendo clic aquí.
 
Recuperar contraseña    
Usuarios Online:  3
English French German Italian Portuguese Spanish
 
 
Inicio | Blogs | Pensando en binario

Pensando en binario

11
MAR.
2014
 
 
 

TELEGRAM ¿otro programa de mensajería?

Publicado por Javier Rodríguez Maestre | martes, 11 de marzo de 2014 a las 17:30 h.
1206  
 

A WHATSAPP (servicio de mensajería que ya usan más de 430 millones de personas en todo el mundo) le ha salido otro nuevo y fuerte competidor. Telegram es un programa gratuito de código abierto y con características que seguramente le harán crecer hasta convertirse en una alternativa al asentado y reconocido WhatsApp.

Desde hace tiempo vienen presentándonos aplicaciones que presuntamente sustituirían a WhatsApp por aportar características novedosas y supuestas mejoras respecto a éste.

Apareció LINE y no ha conseguido la penetración que pretendía. La constante publicidad embebida supone un lastre para el convencimiento de los usuarios y los stickers para mandar “bonitos ositos” no son una característica muy adulta.

Apareció WECHAT que se gastó un dineral en publicidad (lo anunció Messi en TV). ¿Alguien lo uso?

Ahora llega TELEGRAM. Es una aplicación nacida en Rusia de los responsables de VK, la versión rusa de Facebook. Los dueños de esta red social y de Telegram son dos jóvenes hermanos de apenas 30 años, los Durov, que se han marcado tres objetivos para su aplicación: seguridad en la comunicación, aplicación basada en el software libre y no tener ánimo de lucro.

Muchas aplicaciones gratuitas no han conseguido cambiar la decisión de millones de usuarios y han quedado en nada. Quizá los conocidos problemas de seguridad de WhatsApp, Facebook, Twitter, etc y el control que algunos gobiernos podían hacer de esas mensajerías, sean causa suficiente para que muchos usuarios tengan dudas, o quizá la seguridad nos importe poco y la mayoría de nosotros no estemos pendientes ni preocupados porque la NSA lea nuestras conversaciones. Lo que queremos en simplemente comunicarnos . Yo soy de los que piensan que si tienes algo importante que decir o enviar a alguien debes usar un email cifrado y no un “guasap”.

Es cierto que WhatsApp fue la primera aplicación en llegar y se ganó el puesto. Se consolidó. Millones de personas se han acostumbrado a usarla y les ofrece una solución más que suficiente sin suponer un gasto significativo. Es posible que algunas características novedosas de las nuevas aplicaciones que van apareciendo no aporten nada a muchos de estos usuarios reacios a cambios. Los cambios muchas veces son traumáticos y el que golpea primero, golpea dos veces. Por ejemplo… No es que Windows sea mucho mejor que Linux, simplemente aparició en el mercado con un gran aparato de marketing y aunque “el gratuito Linux” ofrece muchas e interesantes características ha quedado restringido para máquinas con actividades sectoriales  y determinados usuarios muy concretos.

Bueno, me centro en la mensajería. A primera vista Telegram es muy parecido a WhatsApp pero cuando comienzas a usarlo descubres interesantes diferencias.

He leído por la Red algunas características y elogios a Telegram en detrimento de WHATSAPP. Yo soy una persona abierta a los cambios pero hay que contrastar lo que se lee. No quiero hacer dogma de toda la información que leo por Internet. En muchas ocasiones recibimos información que no se ajusta a la realidad por que los autores no se han informado debidamente. Por aclarar las diferencia y para aquellos (pocos) que no hayan oído hablar de Telegram, estás son las principales características diferenciadoras:

MULTIPLATAFORMA:  Algunos programas como LINE están disponibles para dispositivos móviles Android, iOS, BlackBerry y Windows Phone, además de tener versión de escritorio para Windows y MAC. Telegram parece que quiere seguir ese camino y ofrecer un abanico similar, pero por el momento algunas de estas versiones sólo están en fase Beta y no son oficiales. WhatsApp sólo está disponible para Android, iOS, Windows Phone, BlackBerry y algunos terminales Symbian pero no dispone de versión para PC. Obviamente, en este análisis solo tengo en cuenta las aplicaciones nativas ya que existen formas de tener WhastApp en el ordenador con programas no oficiales y otros scripts. Si queréis conocer todos los clientes (versiones) de Telegram, podéis visitar: https://telegram.org/apps.

PRECIO: Completamente gratuito, aunque esto no sea muy significativo ya que WhatsApp sólo cuesta 0,89 € al año y además en este tipo de productos o servicios siempre tengo el mismo pensamiento. Primero se crea el producto, luego la necesidad y entonces… ¿Quién impide que pongan alguna micro cuota?. Eso mismo hizo WhatsApp.

LICENCIA: Realmente el hecho de que TELEGRAM sea software libre es algo que le hará crecer permitiendo su rápida inclusión en diferentes plataformas. Esta características permite un estudio más universal de los mecanismos de seguridad y abre las puertas a mejoras que lleguen desde la propia comunidad de usuarios.

INTERFAZ: Como ya he comentado WhastApp y Telegram empatan en este asunto ya que tienen una presentación muy parecida pero me gustan más que los temás adaptados de los que dispone LINE. Al final un universo  de posibilidades en la presentación de la aplicación es algo “más lioso” que si el interfaz solo ofrece opciones de personalización que  no van más allá de la foto de perfil, el fondo del chat o el tamaño de la letra.

IDIOMA: Aunque supongo que es algo temporal, Telegram no ha traducido todos sus clientes a castellano. Si existe en Castellano la versión para Android pero no así, por ejemplo, la versión para iOS. Si bien es cierto que su interfaz es muy intuitiva y similar a WhatsApp, estoy convencido de que es cuestión de días para que todas sus versiones estén traducidas.

VELOCIDAD: Según la compañía, “Telegram es la aplicación más rápida de la mensajería en el mercado”. No sólo por ocupar menos y ser más “ligera” si no también porque su propio sistema de funcionamiento implica el uso de data centers por todo el mundo, conectando a los usuarios con el servidor disponible más cercano posible.

TAMAÑO DE ADJUNTOS: Frente a los 16 Mb de WhatsApp, Telegram tiene la capacidad de enviar / recibir archivos de hasta 1 GB y de cualquier formato (jpg, mp3, avi, apk, pdf, xls, doc, ppt). Cuidado con esto. La posibilidad de enviar cualquier tipo de ficheros puede ser un reclamo para los programas maliciosos, virus,  troyanos, … pero  este riesgo es entendible, asumible y superable.

ALMACENAMIENTO: El almacenamiento de los mensajes y sus contenidos en Telegram se realiza en nube, mientras que en WhatsApp solo disponemos de la memoria que tenga nuestro dispositivo. Además WhatsApp en muchas ocasiones duplica los archivos al guardarlos en dos rutas diferentes. En otras aplicaciones en caso de desinstalar la aplicación o cambiar de teléfono, supone perder los datos y conversaciones, con Telegram, al almacenar en la nube, esto no pasa. Del mismo modo, el hecho de almacenar en la nube te permite  acceder a tus mensajes desde distintos dispositivos.

FUNCIONALIDADES: Estoy analizando funcionalidades de mensajería sin tener en cuenta que aplicaciones como LINE permitan llamada y videollamadas VoIP. Esto es algo que no hacen sus competidores WhatsApp y Telegram pero es que, personalmente, no puedo con los stickers, la publicidad y que parezca una red social para adolescentes. Respecto a los mensajes de voz… Telegram de momento no los envía de modo directo (si pregrabados). Esto quizá es algo deben mejorar.

DURACIÓN DE LOS MENSAJES: Capacidad de autodestrucción de los mensajes enviados (al estilo Snapchat). No veo la razón para que esta característica sea tan importante pero en pos de la privacidad puede haber usuarios que la valoren como algo muy posotivo.

CONFIRMACIÓN DE LECTURA: Los usuarios de WhatsApp estamos acostumbrados al ver el “tic” verde que nuestro mensaje se ha enviado y el “doble tic” verde significa que el destinatario ha recibido el mensaje (lo cuál no implica que lo haya leído). Con Telegram el “doble tic” significa que el destinatario lo ha leído.

GRUPOS: Grupo de 200 personas frente a los 50 de WhatsApp. Bueno, “burro grande…” ¿Por qué no?

PRIVACIDAD: Posibilidad de conversaciones temporales y secretas. Esto quiere decir que los mensajes no irán a los servidores de Telegram. Irán directamente de uno a otro usuario.

SEGURIDAD: Mayor nivel de seguridad ya que se basa en el uso una red de servidores descentralizada y tiene un sistema de encriptación más fuerte.

BATERÍA: Consume menos batería ya que en la versión actual es más ligero que WhatsApp y el resto de apps de mensajería.

A aquellas personas que no usan Telegram porque pocos de sus contactos la están usando y prefieren seguir usando WhatsApp por los más de 430 millones de usuarios que tiene, les debo decir que las aplicaciones siempre han crecido porque alguien ha sido el primero en usarlas y no porque la gente espere a que todo el mundo las tenga. TELEGRAM está creciendo estos días en más de 100.000 usuarios al día.

Es cierto que hay que ver como se comporta Telegram cuando tenga el mismo número de usuarios que WhatsApp (si lo consigue) pero a priori puedo asegurar que me gusta el concepto de servidores descentralizados para evitar sobrecargas.

No dejéis de ver este vídeo explicativo de las diferencias. Son solo 7 minutos.

De todas formas, os animo a probar la aplicación… Seguro que notaréis como cada vez un mayor número de vuestros contactos os irán apareciendo como usuarios Telegram. No hay que negarse a probar o es que ¿muchos de vosotros seguís anclados a vuestro primer teléfono móvil?

He leído tanto absurdo y tanta crítica a la lógica evolución de las cosas. He leído tantas razones sin razón sobre el porqué seguir usando lo que usemos ahora y no cambiar hasta que lo hagan los demás que sin ánimo de ofender a nadie, ya que cada cuál tendrá sus razones para cambiar o no cambiar, no puedo evitar usar la frase de EINSTEIN: “Dos cosas son infinitas: la estupidez humana y el universo; y no estoy seguro de lo segundo”.

 
 
¿Te ha gustado el artículo? ¡Suscríbete YA!
Únicamente recibirás un breve resumen mensual de los últimos post